Ejercicios para mejorar autoestima que funcionan

La autoestima es un aspecto esencial que se asocia a todos los individuos y que nos lleva a medir nuestra propia valía. La autoestima es un sentimiento propio en el cual el objeto y el sujeto somos nosotros mismos, puesto que nos hace sentirnos más o menos atractivos, más o menos capaces, más o menos listos, etc. En definitiva, la autoestima es el aprecio y la consideración que nos tenemos a nosotros mismos.

Este conjunto de percepciones, sentimientos, pensamientos y comportamientos que asociamos a la autoestima influyen directamente en nuestra vida. Es por ello que la autoestima se considera tan importante y se relaciona directamente con el nivel de confianza, seguridad y necesidades de cada individuo. Trabajar la autoestima es un ejercicio en el cual debemos poner empeño día a día para sentirnos mejor con nosotros mismos.

Con todo esto claro, a continuación, queremos hablar sobre cómo nos afecta la autoestima cada día y por qué es importante tener una buena autoestima. Una vez que conozcamos los beneficios de tener buena autoestima y cómo mejorar la autoestima mediante distintos ejercicios prácticos para fortalecer la autoestima, seremos capaces de querernos más a nosotros mismos. Como consecuencia de todo esto, lograremos tener un mayor bienestar emocional. 

¿Por qué es importante tener buena autoestima?

Ahora que ya hemos entendido que la autoestima se trata realmente de un proceso de aceptación personal y que es una situación que evoluciona constantemente, necesitamos valorar su importancia y su impacto emocional en cada uno de nosotros. La autoestima se construye día a día desde el momento en el que nacemos y se va reformulando con cada experiencia. Una mala relación puede estropear nuestra autoestima, mientras que una buena experiencia laboral puede ayudar a mejorarla.

La autoestima, por lo tanto, va desarrollándose conforme al crecimiento personal de cada individuo. Al hablar de un sentimiento que no es innato, se ve altamente influenciado por nuestro contexto social, laboral, emocional, etc. Algunos de los componentes esenciales de la autoestima son el componente cognitivo, relacionado con los pensamientos que tenemos sobre nosotros mismos, nuestras opiniones y creencias. El componente afectivo que tiene que ver con nuestras cualidades personales y las distintas respuestas afectivas. Por otro lado, el componente conductual hace referencia a nuestras decisiones y actuaciones.

Debido a que la autoestima es un conjunto de emociones tan cambiante, es importante conocernos bien y saber cuál es el origen de la baja autoestima. Existen muchísimas técnicas y ejercicios para mejorar la autoestima que te comentamos más adelante y que pueden ser esenciales si estamos buscando cómo mejorar la autoestima. Esto resulta esencial, sobre todo teniendo en cuenta que la importancia de tener una buena autoestima nos afectará directamente en distintas áreas de nuestra vida.

Las principales serán nuestra percepción personal; los autoconceptos sociales relacionados con nuestras relaciones; el autoconcepto familiar, en el cual también podremos influenciar incluso a nuestra pareja e hijos; y el autoconcepto profesional, que determinará también nuestras capacidades y actitudes en el ámbito laboral. Sabiendo que la autoestima se forma sobre todo basándonos en nuestras creencias, emociones y opiniones, podemos trabajarla día a día para conseguir los beneficios de una autoestima alta.

Cómo nos afecta la autoestima en el día a día

Ya sabemos que la autoestima, al estar intrínsecamente relacionada con nuestras creencias, opiniones, ideas, sentimientos y emociones, nos afecta cada día tanto de forma interior como exterior. La autoestima puede influir directamente en la forma en la que nos relacionamos con otros y también en la forma en la que nos perciben, ya que afectará a nuestras relaciones, a nuestra forma de vestir, a nuestras capacidades, etc.

A continuación, te dejamos algunas de las áreas de nuestra vida en las cuales tener una buena autoestima resulta clave:

  • La toma de decisiones es uno de los principales aspectos que se ve afectada por la autoestima. Cuando tienes confianza en ti mismo, tu juicio también es bueno y, por lo tanto, te es más sencillo tomar decisiones.
  • La confianza interpersonal también es importante. Una persona que no esté demasiado segura de sí misma porque tenga autoestima baja no será capaz de expresar sus pensamientos de una manera asertiva y, en consecuencia, podrá verse atrapada en malentendidos o en situaciones de conflicto con sus relaciones.
  • Los logros académicos y laborales se verán muy beneficiados por una autoestima alta. La autoestima influye directamente en nuestras capacidades y actitudes, así como en el desempeño de tareas, por lo que a mayor autoestima mayor éxito tendremos en estas áreas.
  • La autoimagen y el autocuidado dependen también directamente de la autoestima. Una persona con la autoestima baja no será capaz de sacar el partido que se merece y tienden a tener una perfección negativa sobre su apariencia, mientras que las personas con buena autoestima tendrán un buen cuidado personal. 
  • La autoestima también afecta directamente en el ámbito de nuestras motivaciones y objetivos. Una persona con buena autoestima será más capaz de alcanzar ciertas metas, mientras que la falta de confianza en uno mismo nos llevará a no ser capaz de conseguir nuestros objetivos, a estar desinteresado y triste.
  • La autoaceptación también depende directamente de la autoestima. Esta nos permitirá aceptarnos tal y como somos teniendo en cuenta nuestras virtudes y defectos y nos permitirá tener una buena capacidad de autocrítica.
  • El ámbito de la comunicación también es otro de los pilares fundamentales sobre los cuales se soporta la autoestima. Una persona con buena autoestima no tendrá problemas comunicativos, mientras que una persona con una autoestima baja tendrá dificultades para expresar sus sentimientos o pensamientos.
  • La salud mental sin duda también va a depender de nuestra autoestima. Son muchos los problemas de salud mental que se relacionan directamente con una baja autoestima como la ansiedad o la depresión. Como nos cuentan los profesionales de https://proyectoart.com/, no sentir que somos suficiente o que no estamos a la altura puede causarnos numerosos problemas de salud mental, por lo que este es un aspecto muy importante en el que tenemos que trabajar. Si necesitas ayuda con este tema, su equipo de psicólogos especializados en psicoterapia puede echarte una mano.
  • Como último punto clave, las relaciones interpersonales también dependen directamente de nuestro nivel de autoestima. Para poder lograr relaciones saludables, la buena autoestima nos ayudará a crear relaciones donde la confianza sea clave. De esta manera, las personas que tienen la autoestima baja suelen tener más problemas para encontrar pareja o para mantener las relaciones con amigos o parejas. 

Ejercicios prácticos para fortalecer la autoestima

Una vez que ya tenemos claro lo mucho que nos afecta la autoestima constantemente en nuestro entorno, es imprescindible que sepamos cómo trabajarla. Ya sabemos que siendo el papel que juega la autoestima en nuestra vida cotidiana tan imprescindible es importante fortalecerla y mejorar la autoestima continuamente. Para ello, en este apartado queremos dejarte algunos consejos y ejercicios para mejorar la autoestima que pueden ayudarte:

  • Dividir todas nuestras tareas y actividades en pequeños pasos puede ser importante para sentirnos a gusto con los procesos y conseguir objetivos. Si sientes que últimamente te cuesta lograr las cosas que te propones porque tienes la autoestima baja, dividir las tareas y ser capaz de ver tus logros, por pequeños que sean, puede ayudarte a darte cuenta de que no estás atascado y de que cada paso que das es una victoria.
  • Eliminar de tu vida todas aquellas cosas que te causan tristeza, enfado, preocupación o miedo es otro ejercicio que deberíamos poner siempre en práctica. Los lastres, las personas que no te aporten nada, los amigos que te traten mal, las relaciones que no valgan la pena…, todo esto te está frenando y te está causando un malestar que afecta directamente a tu autoestima. Rodéate de gente buena y haz solo las cosas que te hacen disfrutar de la vida.
  • Darte tiempo para ti mismo, cuidarte y tener tiempo de calidad en solitario también es una excelente forma de estar a gusto con nosotros mismos. Ya sabemos que la autoestima se basa en nuestras percepciones personales sobre nosotros mismos, de modo que no hay mejor forma de mejorar la autoestima qué aprendiendo a creernos. Ten citas contigo mismo, disfruta de las cosas que te gustan, hazte regalos y caen los caprichos. Cuidarte es la mejor forma de aprender a valorarte. 
  • Trabaja en el perfeccionismo y en no compararte constantemente con los demás. Tu autoestima se verá siempre afectada por este tipo de actitudes, por lo que es importante que tengas en cuenta que cada uno tiene sus propios problemas y cada uno pelea sus propias batallas. Aunque creas que la vida de otros es perfecta, seguramente no lo sea. Por ello, compararte con otras personas no va a aportar nada bueno, céntrate en conseguir tus propios logros y en ver tus propias virtudes. 
  • Tener buenos hábitos es clave. Aunque puede parecer que el ejercicio, la comida y los vicios no tienen nada que ver con la autoestima, lo cierto es que afectan directamente en nuestros comportamientos. Hacer ejercicio físico, ir al gimnasio, practicar yoga, mindfulness y otros ejercicios relacionados con el crecimiento personal te ayudarán a sentirte más sano de dentro hacia fuera. Tener una dieta equilibrada y alejarte de los vicios, como el alcohol o el tabaco, también te permitirá mejorar tu autoestima.
Close
Menteypaz.com © 2023
Close