El significado emocional de los tics en los ojos

¿Has notado alguna vez un tic en alguna ocasión? Seguramente lo hayas sentido en más de una ocasión. Lo más normal es notar que el párpado o el labio vibra levemente durante unos segundos y se detiene. Es habitual que se repita durante unas horas. Aunque, en ocasiones puede llegar a persistir durante días, especialmente durante periodos de estrés y resulta muy molesto.

Lo más habitual es que aparezcan en el labio o en el ojo, pero lo cierto es que pueden afectar prácticamente a todo el cuerpo. También suelen recibir el nombre de fasciculaciones. Ya que lo que tiembla no es el músculo en sí, sino una pequeña parte o “fascículo” del mismo. Y esta pequeña contracción repetitiva es totalmente involuntaria.

Sin embargo, es verdad que los más molestos se dan en los ojos, ya que pueden hacer temblar la vista durante unos segundos. Esto nos puede distraer de ciertas actividades, como leer o mirar la pantalla del smartphone, tablet u ordenador. 

Como hemos dicho antes, si tenemos un tic en el ojo, es fácil relacionarlo con periodos de estrés. Por ejemplo, durante el período de exámenes es frecuente que los estudiantes experimenten tics en los ojos en más de una ocasión. Al igual sucede con los periodos estresantes en el entorno del trabajo o cuando una persona tiene problemas personales.

Por lo tanto, un tic suele ser una señal de alarma que el cuerpo nos envía para que nos demos cuenta de que algo no va bien. Ya que, muchas veces, llevamos una vida tan frenética que no nos da tiempo a pararnos a pensar en nosotros mismos.

Esto nos puede dar pistas para entender que nuestro estado emocional puede llegar a favorecer su aparición. Por eso, todas las culturas han tratado de explicar por qué ocurre, creando un mundo de creencias y supersticiones en torno a ello. Por eso, en este artículo te vamos a explicar esto y especificaremos además qué significa emocionalmente tener un tic tanto en el ojo izquierdo como en el derecho. 

Significado emocional de un tic en el ojo izquierdo

Siguiendo estas creencias y supersticiones que hemos nombrado, tener un tic en el ojo izquierdo puede tener varios significados espirituales. Dependiendo de si la persona que sufre el tic en el ojo izquierdo es un hombre o una mujer puede ser un símbolo de buena suerte o de mala suerte. Por ejemplo, para una mujer, puede significar buena suerte. Y para un hombre puede simbolizar que tendrá que trabajar mucho y que va a tener problemas en el futuro. Estas creencias, claro está, pueden variar dependiendo de la cultura.

Por ejemplo, en la India, cuando le sucede a un hombre es un buen augurio mientras que, para las mujeres, es una señal de mala suerte. Por otro lado, en China, un tic en este ojo puede tener un significado positivo o negativo dependiendo de la hora en que este temblor aparezca. En cambio, en África puede dar buena suerte o mala suerte dependiendo de si la contracción se produce en el párpado superior o inferior.

Existe también la creencia general de que un tic en el ojo izquierdo es una señal de nuestro cuerpo avisándonos de que nos estamos comportando de manera inadecuada tanto con nosotros mismos como con los demás. 

Este temblor, en este caso, vendría a simbolizar que hay una parte de nosotros mismos que no aceptamos por algún motivo. En este caso, la contracción sería nuestro propio cuerpo avisándonos de que tenemos que abrazar esa parte y abrir nuestras emociones sin miedo. Por eso, deberíamos hacer un ejercicio de introspección para ser conscientes de qué nos pasa y trabajar para estar en calma con nosotros mismos.

Significado emocional de un tic en el ojo derecho

Al igual que hemos comentado en el apartado anterior, existe un mundo de creencias y supersticiones relacionados con los tics y las diferentes culturas han intentado explicarlos de diferentes maneras. Así, tener un tic en el ojo derecho, puede tener diferentes significados espirituales o emocionales. Y, dependiendo de la cultura puede ser signo de buena o mala suerte. 

Por ejemplo, existe la creencia de que si una mujer tiene un tic en este ojo, es símbolo de mala suerte, mientras que si es un hombre el que lo sufre, tendrá gran prosperidad en todos los aspectos de su vida. Pero, como hemos dicho anteriormente, depende de la cultura.

Por ejemplo, en la zona del Caribe, es buen augurio. En China, en cambio, puede ser símbolo de buena o mala suerte dependiendo de la hora en que se produzca la contracción. En cambio, en Egipto, que tiemble el ojo derecho es un signo de buena suerte. 

Se dice también que la aparición de un tic en el ojo derecho es que tienes una situación ante ti que te inquieta o te angustia durante bastante tiempo y que no quieres reconocer. El temblor en este ojo se produce cuando esta situación ha provocado tanta tensión en tu cuerpo que ha rebasado el límite. Para controlarlo, en este caso deberías aceptar esa situación y hacerle frente. Entonces, el espasmo desaparecerá.

Hay un mundo de creencias y supersticiones en torno a este tema. Pero lo que está claro es que tener tics en los ojos está relacionado con las emociones, especialmente con las emociones negativas. Hemos comentado que se suelen interpretar como señales de alarma de nuestro cuerpo en momentos complicados de la vida. Por ello existe una clara conexión con las emociones negativas Y que cuando estamos nerviosos o estresados aparecen con mayor frecuencia. 

Sin embargo, cuando estamos disfrutando de un largo periodo de calma y dejamos ir las preocupaciones del día a día, estas pequeñas y molestas contracciones desaparecen de nuestra vida. Es por ello que un estado de calma equilibrada, la introspección y el conocimiento de nuestras propias emociones ayudan a que estos molestos temblores desaparezcan.

Así pues, hemos terminado este artículo sobre el significado emocional de los tics en los ojos. Esperamos que te haya ayudado a comprender que este tipo de movimientos involuntarios están en relación con nuestras emociones y que son una manifestación de nuestro cuerpo pidiendo que debemos de realizar un cambio en nuestro modo de vida y de relacionarnos con nosotros mismos.

Close
Menteypaz.com © 2023
Close