¿Cómo pedir cita con el psicólogo de la Seguridad Social?

¿Estás buscando cómo pedir cita con el psicólogo de la Seguridad Social? La salud mental es un tema que se ha puesto de moda en España tras la pandemia de coronavirus. Pese a que, en muchos aspectos, en nuestra sociedad las enfermedades mentales y la salud mental en general siguen siendo un tabú para muchas personas. 

Pero, aunque existe mucho desconocimiento general sobre el tema y mucha gente se resiste a ir al psicólogo, la sociedad va avanzando. Cada vez hay más gente que confía en la ayuda que ofrecen los psicólogos y entiende la necesidad de tener una mente saludable.

Hemos dicho que la pandemia ha sacado a relucir todos los problemas mentales más conocidos que existen, como la ansiedad, las fobias, la depresión y, de cierta manera, los ha normalizado. Sin embargo, existen otras enfermedades menos conocidas como, por ejemplo, el trastorno bipolar o la esquizofrenia, que siguen sin normalizarse ni reciben la atención que se merecen. 

Ya que tener una mente sana es tan importante como tener un cuerpo sano, a través de este artículo te vamos a explicar los pasos que debes seguir para pedir cita en el psicólogo de la Seguridad Social. Este artículo te va a ser de gran utilidad si sientes que necesitas ayuda psicológica. 

Cómo ir al psiquiatra por la Seguridad Social

Una vez has empezado a ser consciente de tus problemas, tal vez por que has notado algunos síntomas determinados que se pueden relacionar con la ansiedad o con la depresión, por ejemplo, lo primero que debes hacer es pedir cita a tu médico de cabecera. Ten paciencia, ya que existen las listas de espera. Es decir, que pueden pasar entre unos cuantos días hasta un par de semanas desde que pides la cita hasta que llega el día. 

Cuando acudas a la consulta de tu médico de cabecera, debes explicarle qué te pasa. Explícale cómo te has sentido, tus síntomas y hazle saber tus sospechas. Dependiendo de tus síntomas, tu médico puede considerar dos opciones: derivarte al psicólogo o derivarte al psiquiatra. Él mismo te pedirá la cita o te facilitará los documentos necesarios que debes entregar para obtenerla.

Aquí debes tener muchísima paciencia, ya que, en este caso, las listas de espera son desorbitadamente largas y pueden llegar a pasar entre varias semanas e incluso meses hasta que llega el día de la cita. 

Una vez llegues a la consulta del psicólogo, éste evaluará tu caso y tus síntomas de una manera profesional y tomará la decisión de seguir tratando tu caso con atención psicológica, si los síntomas son leves, o derivarte al psiquiatra, para que evalúe tu caso. 

Aquí, además, tenemos otro problema, ya que la atención psicológica y psiquiátrica deben ser sostenidas en el tiempo durante una serie de sesiones, e incluso de por vida. Y en la Seguridad Social pueden llegar a pasar hasta dos y tres meses entre una sesión y otra, ya que el sistema está saturado por la alta demanda. Por eso, hay mucha gente que decide optar por un psicólogo privado. 

En el caso de que el psiquiatra lo considere necesario, te podrá recetar medicamentos para controlar los síntomas. A lo largo de las sesiones tomará nota de la evolución de tu caso e intentará ayudarte también de forma psicológica.

También es cierto que, en algunas comunidades autónomas, este proceso está invertido. Es decir, que primero se te deriva al psiquiatra. Este hace su valoración, y puede elegir, dependiendo de tu caso, si debes continuar con él e iniciar el tratamiento farmacológico o derivarte al psiquiatra y trabajar la psicoterapia. 

Requisitos para pedir cita al psicólogo de la Seguridad Social

Una vez has aprendido los pasos para poder llegar al psiquiatra de la Seguridad Social, entendemos que se han disipado todas tus dudas. Por eso, te vamos a mostrar una lista a modo resumen de los requisitos que debes cumplir para que puedan derivarse al psicólogo.

Residir en España. Es un requisito necesario para acudir a los especialistas sanitarios de la Seguridad Social. 

Tener Tarjeta Sanitaria Individual (SIP). Es imprescindible para ser atendido por el servicio sanitario español. Para pedir cita, la debes presentar en el mostrador o en la recepción de centros de salud u hospitales. También puedes facilitar tu número si prefieres pedir cita telefónica o incluso existe una versión para aplicaciones de smartphone. Sirve para pedir cita, para que el personal sanitario autorizado pueda acceder a tu historial y recetar medicamentos o tratamientos. También sirve para que puedas recoger los medicamentos recetados en las farmacias.

Pide cita en tu centro de salud. Como hemos dicho, es indispensable la tarjeta sanitaria para pedir cita. Cuando llegue el día de la cita, debemos contarle nuestro caso al médico de cabecera y que él valore dependiendo de los síntomas. Podrá pedir una serie de pruebas para asegurarse de que los síntomas son realmente psicológicos.

Tener síntomas relacionados con una enfermedad mental. Obviamente una persona que no presenta ningún tipo de sintomatología no será derivada al psicólogo. Tampoco hace falta que los síntomas sean muy graves. El estrés, los traumas, la ansiedad o las fobias se consideran suficientes como para ser derivados, siempre que provoquen síntomas que interfieran en el desarrollo de nuestra vida diaria. 

Obtener el volante o documento para concertar la cita. Si el médico de cabecera considera necesario derivarte, te dará el volante que servirá para que puedas pedir cita en el psicólogo o en el psiquiatra, dependiendo de la comunidad autónoma en la que te encuentres.

La primera cita con el psicólogo o psiquiatra. Dependiendo de tu comunidad autónoma, uno de los dos examinará tu caso. Si te examina primero el psicólogo, decidirá si continúas con él por medio de la psicoterapia o si te deriva al psiquiatra para que revise tu caso. Esto se dará en el caso que los síntomas sean demasiado graves. Si acudes primero al psiquiatra, éste puede tomar la decisión de iniciar el tratamiento farmacológico. Pero también puede tomar la decisión de derivarte al psicólogo, si considera que tus síntomas se pueden aliviar con psicoterapia.

Lo primero, esperamos que, si necesitas atención psicológica, no tengas miedo ni reparos en pedir ayuda. Mucha gente lo hace y, pasadas unas sesiones, comienza a notar una mejoría en su salud mental.

Y segundo, esperamos que este artículo te haya ayudado a resolver tus dudas y a comprender los pasos que hay que realizar para conseguir una cita con el psicólogo o con el psiquiatra. Recuerda que la salud mental es igual de importante que la salud física.

Close
Menteypaz.com © 2023
Close