¿Por qué estoy triste sin motivo?

¿Te encuentras triste y no conoces el motivo? Probablemente hayas llegado a este artículo porque intentas encontrar un motivo que justifique una temporada de tristeza. Este es un sentimiento universal que todos experimentamos muchas veces en la vida. Normalmente, sabemos cuál es la causa de este sentimiento. Por ejemplo, pueden ser motivos que despiertan este sentimiento los problemas personales o familiares o haber perdido el contacto con alguna persona importante en tu vida.

Lo primero que debes saber es que la tristeza, en sí, no es algo negativo, sino un estado de ánimo que sirve para procesar ciertos problemas y que, normalmente se termina desvaneciendo cuando los superamos. Por lo tanto, aunque es desagradable, estar decaído, normalmente es algo pasajero. 

El problema viene cuando este sentimiento, echa raíces en nuestra mente y se convierte en algo habitual. Entonces, es cuando nos preocupamos por estar tristes sin una causa que lo explique. Por eso, en este artículo, te vamos a explicar en rasgos generales cuáles pueden ser los motivos y qué puedes hacer para solucionarlo. 

Estoy triste y no sé por qué, ¿qué puedo hacer?

Aunque la sociedad haya asociado a la tristeza con lo negativo, obligarte a ti mismo a estar alegre todo el tiempo no te va a ayudar a superarla, sino que puede que termines más deprimido. Debes asumir que la tristeza no es algo malo, debes ser consciente de que también es un sentimiento necesario y natural, al igual que lo es la alegría. 

Pero cuando se presenta sin motivo aparente o se extiende en el tiempo, debes observar este sentimiento y tratar de pensar en cuál podría haber sido el detonante. Algunas veces, las causas son obvias y sabrás reconocer perfectamente a qué se debe. Otras veces, las estas son menos obvias y no sabrás decir con exactitud a qué se debe.

Después del trabajo de observación y de tratar de entenderlo, debes hacer un trabajo de introspección. Escribir un diario te puede ayudar a descubrir qué es lo que te preocupa. Así, sabrás reconocer mejor las causas que provocan la tristeza. Recuerda que no debes resistirte al sentimiento, por lo que, si necesitas llorar o desahogarte con alguien, deberías hacerlo.

También te puede ayudar hablar con alguna persona con la que tengas mucha confianza y contarle qué es lo que te preocupa. Al final, el problema irá apareciendo en la conversación casi sin que te des cuenta y, cuando termines la conversación, te darás cuenta de que te sientes mucho mejor.

Sin embargo, si la tristeza persiste en el tiempo y no conoces el motivo, si viene acompañada de ansiedad te cuesta dormir por las noches, te recomendamos que acudas a un psicólogo. Hay mucha gente que siente reparos al acudir a un especialista en psicología, pero no debes tener miedo, ya que te ayudará a superar esa situación que te angustia. 

Motivos por los que puedes sentirte triste sin motivo

Aunque parezca que estás decaído sin motivo, en la mayoría de los casos existe un detonante que lo causa. Lo que pasa es que no siempre es fácil de ver ya que el día a día y el estrés pueden alargar o tapar la tristeza hasta que nos damos cuenta de que está ahí o que nunca se fue. Así pues, vamos a ver cuáles pueden ser los distintos motivos por los que puedes estar de bajón sin causa aparente.

El estrés. Llevamos una vida frenética, estudiando, trabajando o buscando trabajo. Andamos deprisa por las calles y tenemos muy poco tiempo para pararnos a pensar en cómo estamos y en lo que queremos hacer. Si existe algo que te está provocando esta tristeza, como puede ser el distanciamiento de algún amigo o familiar, el estrés lo va a tapar y no nos vamos a dar cuenta hasta que el sentimiento se hace más fuerte.

La falta de sueño. Es otra de las causas que pueden producir tristeza sin motivo aparente y está muy relacionada con el estrés. Si dormimos poco, nos vamos a estresar más y, acumular el cansancio durante semanas, meses y años, es más probable que estés más decaído.

Un trauma no superado. A veces ocurren eventos traumáticos muy desagradables en nuestra vida, como la pérdida de un ser querido o una ruptura amorosa, por dar ejemplos. Normalmente, cuando pasa el tiempo, el sentimiento de tristeza que este tipo de situaciones deja en nosotros, se hace más pequeño. Sin embargo, al pasar los años, podemos revivir este tipo de traumas de alguna manera y es entonces cuando puede surgir de nuevo.

La soledad. El ritmo de la vida y de la sociedad es frenético. Trabajamos y estudiamos muchas horas y tenemos, en general, muy poco tiempo para socializar. Esto puede hacer que muchas personas se sientan solas, especialmente cuando deben irse a vivir a otra ciudad o al extranjero por motivos de trabajo. Es normal que, en estos casos, estemos tristes, aunque no sepamos por qué.

La tristeza estacional. Como último ejemplo, vamos a cerrar esta lista de posibles motivos. Es posible que, en determinados cambios entre estaciones del año, nos sintamos un poco más decaídos y no entendamos bien a qué se debe. Esto viene relacionado con el aspecto de los paisajes en otoño e invierno, que psicológicamente se relacionan con la tristeza. Además, el frío no ayuda e invita a salir menos, por lo que puede acrecentar dicho sentimiento.

También puede deberse a otros motivos más graves, como pueden ser ciertos trastornos mentales como la depresión clínica o la ansiedad, entre otros. Por ello, si consideras que te sientes decaído durante demasiado tiempo o ves que vas empeorando, te recomendamos que consultes a un especialista.

Cómo superar la tristeza sin motivo aparente

Aunque es inevitable esquivar la tristeza, ya que es un estado de ánimo totalmente normal que debe superarse con el tiempo, existen muchas actividades que te pueden ayudar a sentirte mejor e ir superándola poco a poco. Por eso, te vamos a dar, como resumen, una serie de consejos para que puedas ponerlos en práctica.

Hacer lo que te gusta. Cuando haces lo que te gusta y lo pasas bien y te ayuda a distraerte. Con ello, olvidas ese sentimiento durante minutos e incluso horas. Elegir una actividad que guste y que te mantenga bastante tiempo ocupado te ayudará a ir superando la tristeza.

Hablar con alguien de confianza. Mientras hablas, puede que salga a relucir lo que te preocupa, aunque no hayas pensado en ello. Esto te ayudará a ser más consciente del motivo de tu tristeza. Y, además, al terminar la conversación, te darás cuenta de que te has distraído y ese sentimiento se ha desvanecido un poco.

Escribir. A través de la escritura, ya sea escribiendo un diario o en un blog. Ya sea escribiendo tus experiencias, escribiendo historias o componiendo poesía, la raíz de tu tristeza terminará saliendo. Por esto, sabrás por qué te sientes así o, por lo menos, te ayudará a distraerte y a estar ocupado en algo. 

Desahogarte. Si necesitas hablar con alguien de tus problemas, escuchar canciones melancólicas o llorar, no te reprimas. Verás que, pasado un rato, esa sensación se hará un poco más pequeña.

Ahora que has leído el artículo, seguramente comprendas mejor la tristeza. Sabes que es un sentimiento universal y necesario que puede dar problemas cuando se presenta de forma exagerada o persistente. Esperamos que este artículo te haya ayudado a recapacitar sobre los motivos de tu bajo estado de ánimo y, sobre todo, te haya dado alguna clave para que puedas superarla.

Close
Menteypaz.com © 2023
Close