Significado emocional de los dolores en los hombros

Los hombros son una parte del cuerpo humano que es el resultado de la unión de los brazos con el tronco. Son una de las partes más expresivas de las personas, ya que permiten realizar multitud de gestos para transmitir emociones y estados de ánimo. Además suelen soportar grandes cargas desde que somos pequeños, por ejemplo cuando llevamos la mochila a clase, y también durante la jornada laboral en ciertos tipos de trabajo.

Es por esto que el dolor de hombros es un problema muy común, ya que soportan las tensiones físicas y emocionales del día a día. Normalmente de esta dolencia no somos conscientes hasta que duelen notablemente o vemos limitado el movimiento que podemos hacer con ellos. 

Entonces nos damos cuenta de que los hombros están más conectados con las emociones de lo que nosotros pensábamos. Ya que, debido al estrés y al acortamiento del músculo psoas (también conocido como “músculo de las emociones”, nuestra espalda tiende a tensionarse y encorvarse, adoptando malas posturas que terminan ocasionando dolores importantes en estas articulaciones. Surgen así multitud de dolorosas contracturas musculares. 

Ya que los hombros están conectados con las emociones, en este artículo vamos a tratar de explicar el significado emocional del dolor en los hombros. Hemos dicho que, generalmente, el dolor de hombros puede ser más evidente cuando estamos estresados o preocupados. Pero este puede tener un origen mucho más preciso del que debemos ser conscientes al analizar el tipo de dolor que sufrimos.

Incluso después de acudir al fisioterapeuta, mucha gente continúa sintiendo dolor. Y esto se debe a que muchas veces el dolor no es sólo físico, sino también emocional. El cuerpo y la mente están a menudo más conectados de lo que solemos pensar. 

Significado emocional del dolor en el hombro derecho

Generalmente cuando duele el hombro derecho, tu cuerpo te está queriendo decir que estás estresado y que debes tomarte un tiempo para descansar. Es decir, que has estado soportando sobre tus hombros un peso y una responsabilidad más grandes de lo que podías aguantar en realidad.

Así pues, cuando estamos estresados, nos sentimos inseguros en determinado momento de nuestra vida o hemos sufrido un trauma emocional, nuestro cuerpo se contrae en señal de defensa. Es entonces cuando puede aparecer esta dolencia que tantas molestias genera en nuestro día a día.

Por ello, tenemos que ser conscientes de todo lo que hacemos en nuestra vida y respetarnos a nosotros mismos para ser consciente de nuestros límites. Así, aprenderemos a no cargar con responsabilidades excesivas, tanto físicas como mentales, que pueden terminar perjudicando nuestra salud. 

Significado emocional del dolor en el hombro izquierdo

El corazón se ubica en el lado izquierdo de nuestro pecho, con lo que las emociones relacionadas con el mismo se pueden reflejar en forma de dolor en este hombro. Por ejemplo, una ruptura emocional, un dolor o trauma que no has procesado todavía, o los problemas en la pareja pueden ocasionar molestias en esta parte del cuerpo. 

Hay creencias que explican que este dolor quiere decir que la “energía” se ha quedado bloqueada en tu cuerpo y que por ello no es capaz de fluir de manera normal. Pero más allá de estas creencias, es cierto que cuando estamos tristes o bajos de ánimo, tendemos a encorvar más la espalda. 

Y, con ello, los dolores se acentúan. Es por eso que decimos que el dolor en el hombro izquierdo está muy ligado a las emociones. Es por eso que debemos prestar atención a nuestras emociones y ser conscientes de lo que sentimos en cada momento. Parar de vez en cuando a escuchar “nuestra voz interior” puede ser muy útil para encontrar la emoción que se esconde detrás de esta dolencia. 

Cómo solucionar el dolor emocional en los hombros

El primer paso que hay que seguir para tratar el dolor emocional en los hombros es identificar qué emoción nos está provocando el problema. Si, por un lado, identificamos que estamos cargando sobre nuestra espalda más problemas de los que podemos, debemos pararnos a pensar si merece la pena seguir con ello.

Si, por otro lado, identificamos que estamos tristes o estresados, podemos hacer un ejercicio de introspección para identificar por qué nos sentimos así. La mayoría de las veces encontramos la causa en algún problema emocional relacionado con la pareja, familiares o amigos, o con la falta de motivaciones y propósitos en la vida.

Por eso, es importante aprender a relajarnos y dejar de pensar en las cosas de nuestra vida que no podemos controlar. Ya que la ansiedad está tan relacionada con las tensiones en el cuerpo, puedes practicar algún deporte como el yoga o la meditación para liberarte de esas tensiones físicas y mentales y dejar fluir la energía por todo tu cuerpo. 

Debes pensar en positivo y centrarte en aquellas personas y actividades que te aporten satisfacción personal y te hagan sentir mejor contigo mismo. Huye de personas tóxicas y de situaciones que te resulten estresantes.

Aumentar tu autoestima y dedicarte tiempo a ti mismo te ayudará a relajar tu cuerpo y a mantener una actitud positiva ante la vida. Verás que, cuando estés mucho más relajado y te tomes la vida de una manera más despreocupada, los molestos dolores de hombros se irán desvaneciendo poco a poco hasta desaparecer por completo. Esto no quiere decir que no debas asumir responsabilidades, sino que debes ser consciente de cómo estas responsabilidades afectan emocionalmente a tu cuerpo físico.

Esperamos que este artículo te haya ayudado a entender el significado emocional de los dolores en los hombros y a identificar su causa. No significa lo mismo que duela el hombro izquierdo que el hombro derecho, ni tampoco la causa de la dolencia. Esperamos que ahora sepas cómo puedes relajarte y afrontar la vida de una manera mucho más positiva. 

Después de todo, eres tú el único que puede poner remedio a las emociones negativas que tensan todos los músculos de tu cuerpo. Y, si sientes que tu problema emocional es demasiado grande o que no puedes controlarlo, te recomendamos que busques ayuda profesional. 

Un psicólogo sabrá cómo conocer la causa de tus problemas emocionales y ayudarte a superarlos. Así, conseguirás estar en paz contigo mismo y dejar atrás los dolores producidos por estas tensiones musculares. 

Close
Menteypaz.com © 2023
Close